aj

aj
aj

domingo, 7 de septiembre de 2014

HOLA SID VICIOUS.ADIOS GLEN MATLOCK


He enkontrado esto por ahí ..........No sé si nos aklarará akello de ke Sid Vicios no sabía tokar o de ke Glen Matlock era el autentiko kompositor del grupo ..........?
Texto de Hector Sanchez  EFE EME
“Joder, no es más que un bajo. ¿Quién se fija en el bajo en un grupo de rock and roll? No es más que un sonido de fondo que retumba”

La vida de los Sex Pistols fue como una canción punk: corta, atronadora y llena de furia. Con la llegada de Sid Vicious, el grupo le hizo un corte de manga a su anterior bajista, Glen Matlock. Aunque su capacidad musical dejaba bastante que desear, el autodestructivo Vicious tenía la imagen que los Pistols querían y Matlock tuvo que salir por la puerta de atrás. ¿Tuvieron los Beatles algo que ver?

Durante un breve periodo de tiempo, Lemmy Kilmister, bajista de Motörhead, aceptó el reto de instruir a un peculiar alumno para que conociera y dominara los secretos del instrumento. Este pequeño saltamontes respondía al nombre de Sid Vicious y, según su maestro, las lecciones fueron en vano: “Intenté enseñarle a tocar el bajo, pero no pude. No tenía ninguna aptitud en absoluto. Dije: ‘Eso es todo, Sid, no puedes tocar el bajo, lo siento’. Él dijo: ‘Sí, ya lo sé’. Se quedó muy disgustado”.
Mientras tanto, las cosas en el grupo preferido de Vicious, los Sex Pistols, tampoco iban demasiado bien. La relación entre su amigo Johnny Rotten con el bajista Glen Matlock cada vez se estaba volviendo más tensa. “Te odio” o “muérete” eran solo una muestra de las bonitas palabras que Rotten dedicaba a un Matlock que no sabía si tomárselas en serio. En febrero de 1977, el bajista salió de los Pistols. La leyenda urbana más común dice que los Sex Pistols expulsaron a Glen Matlock porque le gustaban los Beatles o porque se lavaba demasiado, pero la marcha del bajista ya se veía venir desde lejos. “Realmente todo empezó con las discusiones entre Glen y John. Sobre qué discutían, realmente no lo sé. Era sólo un conflicto de personalidades”, comentó el batería Paul Cook. Matlock también culpó a Rotten de ser el causante de la ruptura: “Estaba claro que había un problema entre John y yo. Cuando John salió en la prensa se convirtió en otra persona. Alguien que no me gustaba. Cuando fuimos a Holanda, mi último concierto fue en el Paradiso. Todos estaban en mi contra”. El bajista explicó los motivos: “Estaban mosqueados conmigo porque yo no ponía bastante de mi parte a causa de mi cabreo. Recuerdo que tuve una charla con Steve, Paul y Malcolm. Me preguntaron: ‘¿Cuál es el problema?’. Yo contesté: ‘Simplemente, que estoy hasta los huevos de John’. Y tenía motivos para estarlo.
Según Johnny Rotten, las diferencias entre el cantante y el bajista eran creativas: “Glen y yo nunca hemos coincidido en nada. Las cosas que le gustan a él, la parte más pulcra y aseada del pop, son para mí insultantes y aburridas”. Para Rotten, Matlock no cumplía con los requisitos que un miembro de los Pistols debía de cumplir: “Todas las cosas con las que se identificaba eran flojas, amaneradas, un auténtico coñazo. No le gustaba ofender. Quería caerle bien a todo el mundo y pasar un buen rato. Menudo aburrimiento”. Pero el vocalista fue llevando estas diferencias hasta el terreno personal: “Nunca pude aguantar su actitud simplista ante todo. Quería ser el típico tío majete que nunca ofende a nadie. Así no se solucionan los problemas. Con ese juego no llegas a ninguna parte, no dejas nada terminado, todo se queda en medias tintas. Estamos hablando de un tío que llamaba a su madre después del concierto para decirles que todo había ido muy bien. Me sacaba de quicio, era ridículo”. De hecho, para Rotten, la madre de Matlock sería la gota que colmaría el vaso, ya que a ella no le gustaba la letra de la nueva canción de la banda: “‘God save the Queen’ fue el motivo por el que Glen se fue; no tenía estómago para ese tipo de letras. Decía que era una letra de fascistas. Le di la razón, porque pensé que así me libraría de él. No creo que ser antimonárquico te convierta en fascista, más bien lo contrario. Menudo gilipollas”. Ahora, Johnny Rotten tenía la excusa perfecta para darle la patada a su compañero: “Yo presioné para que dejara el grupo. Obviamente yo estuve detrás de todo. Estaba claro que era él o yo. No podía soportarle ni un minuto más. ¡Un tío que no quería saber nada de ‘God save the Queen’!”.
Pero entre los dos no solo había una rivalidad creativa o un problema de actitud. En el fondo, lo que Johnny Rotten quería era incorporar a las filas de los Pistols a su amigo Sid Vicious. Paul Cook consideró que Rotten quería dentro a Vicious para tener un camarada: “Steve y yo éramos colegas y supongo que John siempre se sintió excluido. Creyó que al meter a Sid tendría a un compañero dentro. Alguien más cercano a él”. Y el vocalista confirmó este hecho: “Yo quería que Sid entrara en el grupo para tener un aliado en todos los conflictos. Así no estaría solo”. Vicious, era la imagen perfecta de lo que el punk significaba y que no supiera tocar el bajo era lo de menos, como dejó claro Johnny Rotten: “Joder, no es más que un bajo. ¿Quién se fija en el bajo en un grupo de rock and roll? No es más que un sonido de fondo que retumba”. Incluso, Anne Beverley, la madre de Sid, consideró que su hijo estaba destinado a tocar en la banda: “Si se hubieran quedado con Glen y hubiesen decidido que necesitaban a un violinista, igualmente él hubiera entrado en el grupo”.
Antes de ser expulsado, Glen descubrió que su puesto peligraba: “Steve y Paul se fueron unos días de vacaciones y yo me dediqué a mis asuntos. Cuando volvieron me enteré de que estaba probando a Sid al bajo, y los amigos me preguntaban: ‘¿No estás preocupado?’. La verdad es que no lo estaba, porque ya tenía planes para mi nuevo grupo y EMI había mostrado interés. Malcolm me llamó y nos reunimos para hablar. Me dijo: ‘Escucha: quiero que vayas al local, eches la puerta abajo y les digas que el bajista eres tú’. Y yo contesté: ‘Mira, la verdad es que ya no me interesa’. Y él dijo: ‘Si es así como lo sientes, me parece bien’. A pesar de esas comprensivas palabras, Malcolm McLaren, como mánager y titiritero del grupo, también tuvo su culpa en este conflicto, como recordó Matlock en el documental de Julien Temple, “La mugre y la furia” (2000): “Uno de los lemas de Malcolm era ‘divide y vencerás’. Le dijo a John cosas que no había dicho y a mí cosas que John no había dicho”.
A pesar de que Glen estuviera fuera, los Sex Pistols seguían siendo una auténtica bomba a punto de estallar. Para el guitarrista Steve Jones, la llegada de Sid y su talento musical solo avivó la mecha: “El grupo se convirtió en un circo. Sid era del tipo de John: un estudiante de arte creído con actitud de listillo. Cuando vino la primera vez, me temí lo peor. Ya era bastante con John y ahora había dos iguales”. Aunque el guitarrista se sintió aliviado con la salida de Matlock, acabó retractándose de sus palabras: “De alguna manera sentí que Glen se fuera, porque Sid no sabía tocar una puta nota”. En el libro de Alan Parker, “Superhéroe punk. Sid Vicious” (Ediciones Robin Book), Sophie Richmond, la secretaria de McLaren, describe ese momento dentro de la historia del grupo a la perfección: “El grupo no era un grupo. Era un nombre bajo el que estaban cuatro personas. No ensayaban, no soportaban estar juntos en la misma habitación la mitad de las veces. John se quejaba mucho de Steve y Paul. En la primavera de 1977 suponía un auténtico esfuerzo conseguir que acudieran a Denmark Street para componer nuevas melodías. Glen podía componer melodías, pero ellos no. Podían hacer letras y acordes, pero no melodías, y en cuanto se fue estuvieron acabados como unidad creativa”.
Glen Matlock siempre fue el Pistol que más talento tenía como compositor. Aunque su sustituto fuera un icono dentro del movimiento punk, a veces el lema del “hazlo tú mismo” no funcionaba y era necesario tener unas aptitudes mínimas con el instrumento. Pero Vicious estaba por encima de todo aquello. Poco después de entrar en el grupo, Sid volvió a cruzarse con su maestro Lemmy. Esta fue la conversación que el recién estrenado bajista de los Sex Pistols tuvo con el bajista de Motörhead: “Dos meses después me encontré con él en el Speakeasy. Me dijo: ‘Hey, Lem, ¿sabes qué? Estoy con los Pistols’. Yo le dije: ‘Pero si no sabes tocar el bajo’. Sonrió abiertamente y dijo: ‘Sí, ya lo sé, ¡pero estoy con los Pistols!’”.
Con el tiempo, hasta Johnny Rotten se acabó cuestionando si fue buena idea enchufar a su amigo: “Sid tenía la imagen perfecta, se quedaba quieto a un lado del escenario, tocando con cara de mal humor. Funcionaba. Después acabó metiéndose en medio de todo, en el centro del escenario, y se olvidaba de la melodía. Creo que si Sid se quedó en el grupo fue por Malcolm. Steve y Paul no querían que aquello continuara y yo tampoco. Tenía una enorme sensación de vergüenza porque era mi amigo, yo era el que le había metido en el grupo, sin saber que se convertiría en una especie de engendro inútil”. Y es que en el período en el que estuvo en los Sex Pistols, Sid adquirió dos vicios: la heroína y otro mucho más peligroso llamado Nancy Spungen. Pero esa es otra historia.

2 comentarios:

  1. yo personalmente nunca me han ido los pistols el primer grupo ke oi extranjero fueron los accept todo el mundo ke si sex pistols eran el punk el punk era un kallejon de bilbo lleno meadas ratas y hacerse una raya de speed vaya kulebron... tenian kanziones buenas y punto y sid vicius si hubiera tokado la bateria en eskorbuto pues ya flipas el puto amo era el guitarra y joni rotten era un kantamañanas ese en los 80 en bilbo se lo hubiera llevado la ria my opinion aupa hoor

    ResponderEliminar
  2. Una forma de entender el punk komo otra kualkiera, yo siempre he sido mas clash y rollo punk más social,etc y "hazlo tu mismo" y haz lo ke kieras sin ceñirte a las normas ,modas ,etc.
    De todas formas siempre me han gustado los pistols, nunka he kreido en "Sid Vicios" y si los Pistols fueron un "producto" Sid todavía lo era más ,pura imagen a konveniencia.
    Personalmente lo ke pienso es ke el punk dió un giro musikal impresionante en a todo la músika en general y kambió en cierta manera las ideas y maneras de entenderla.
    Yo en vez de la"kresta " o de la imagen de Sid me kedo kon la proklama "do it yourself" (hazlo tu mismo ) y de todo lo ke ha generado ,guste o no guste ,cualkiera kon ideas lo puede hacer o al menos intentarlo........................

    ResponderEliminar

JAITSI

leitzaran

leitzaran